116 – La Necesidad del bienestar de los perros de trabajo

Últimamente nos llegan muchas historias de perros que son entrenados, incluso que trabajan como perros de asistencia, de terapia o como perros de intervención, sin cuidar su salud, obligando a estos perros a trabajar sin que ni siquiera su salud física sea tenida en cuenta, no hablemos ya del bienestar psíquico, también absolutamente necesario para todo perro.

Hablamos de la discriminación de las personas ciegas cuando no son admitidas en cualquier lugar público por el hecho de ser acompañadas de un perro guía, y la necesidad que tenemos de recoger datos de las situaciones que se han dado en los dos últimos años, para intentar que esto sea tenido en cuenta en la comisión de igualdad. Para esto os dejamos aquí el enlace a una encuesta que ha elaborado la plataforma “No sin mi perro guía” y que os pedimos que rellenéis todas las personas con perro guía, hayáis tenido o no que denunciar una inadmisión.

Os pegamos el enlace para rellenarla.

http://bit.ly/2n58A0A

Compártelo

    Un comentario en “116 – La Necesidad del bienestar de los perros de trabajo”

    1. Hola Sobreperrer@s: en primer lugar pedir disculpas por no haber podido contestar antes, pero no podéis imaginar la, mejor dicho las semanitas que llevamos, ni vida tenemos, pero en fin bien vale la pena.
      En segundo lugar y no por ello menos importante, sólo hacer un aporte a lo dicho por Ana y Salvi sobre el bienestar animal.
      En primer lugar decir que no conozco ningún protocolo “oficialmente” instaurado sobre bienestar animal, si bien me constar que muchas de las personas que hacen IAA han implementado los suyos propios.
      Dicho lo anterior decir que no es aceptáble, que un animal (el que fuere) que nos ayuda, en cualquiera de las innumerables facetas en las que trabajan, reciban como contraprestración el castigo, las jornadas interminables, o simplemente las desidia de sus compañeros humanos.
      Por su puesto que uno de estos animales, después de una edad no deberían trabajar, claro está, pero tampoco debemos relegarlos al olvido, es más muchos de esos animales no saben hacer otra cosa más que agradarnos; si esto es así aunque sea de forma testimonial, otorguémosles la posibilidad de poder llevar su peto de trabajo…. aunque sólo sea de forma “honorífica”, estoy seguro que el reconocerlos por lo que fueron y por lo que todavía en su interior son…. es un acto no sólo de gratitud sino también de reconocimiento de todo lo que han aportado.
      Eso sí, respeto al animal, cuidado de su cuerpo y mente, tiempos de descanso y esparcimiento, posibilidad de crecimiento en todos los sentidos y sobretodo reconocer que sin ellos nosotros no seríamos lo que somos, en mi opinión son los puntos cardinales sobre los que deberíamos cimentar cualquier relación.
      En fin… bonito y controvertido tema, que dá mucho para hablar y mucho más para pensar.

      Un fuerte abrazo, Salvi y Anas, sois geniales y como diria Julio Iglesias…. “Y LO SABES”, ja ja ja.
      Un fuerte beso Sobreperrer@s.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *