103 – Niños y perros guía

Salvi va al colé con su perra Nevi, y nos cuenta su experiencia con los niños de las clases de infantil a los que intenta explicarles qué es una persona ciega y qué es un perro guía.

Muriel y Ana se separan por primera vez durante un fin de semana, y contamos lo que esto supone y que sería más o que sería menos correcto y normal.

Como tema negativo de esta semana, contamos el caso de una chica ciega que viene a fisioterapia con su perro guía a un hospital público, y que la ambulancia quiere tratar de negarse a llevarla junto a su perro guía, aunque ya os decimos que al final se resuelve.

Compártelo

    Un comentario en “103 – Niños y perros guía”

    1. Hola sobreperre@s y podescuchas:
      Menudo capitulo el de hoy… escuchar a Salvi decir que los niños casi la enamoran y eso que es de la cofradia de “Herodes”, ja ja ja.
      Al final esta Salvi se nos hace mamá pero de trillizos.
      Lo cierto es que es una maravilla volver a escuchar las voces de Ana y Salvi, apesar de que esta última sea la de una camionera, ja ja ja.
      Luego lo de la ambulancia no tiene nombre, y que más voy a decir… que si esto no se arregla leña leña leña, si esto no se apaña caña caña caña.
      Luego lo del aniversario… que bonito es el amor, sobretodo si es verdadero, aunque hoy por hoy poca gente puede decir que lleva casada tanto tiempo.
      En relación a lo que cuentas Ana, el problema no es del perro, el problema es nuestro, a veces ese apego puede ser un poco tóxico para nosotros como para nuestro compañero, aún así decirte que no eres la única y …. como diría mi madre … mal de muchos consuelo de tontos.
      A ver, los perros sí piensan, sí sienten, sí SE ACUERDAN DE NOSOTROS, cosa distinta es que los perros equilibrados tienen una capacidad de adaptación increible y por eso parece que no hay problema y que no recueran o que no echan de menos.
      Recordad que como animales gregarios que son, reconocen y echan en falta a todos y cada uno de los miembros de su familia.
      Ufffff….. que veo temita, a ver si hablamos de perros equilibrados no existe problema, es más… tener un perro y no poder achucharle, acariciarle de verdad que es una amargura, caso contrario, que quiero pensar que en esto piensa Salvi, que en caso de perros con diversos problemas de comportamiento, se le puedan aplicar una serie de pautas para conseguir que el perro no se excite o lo haga en menor intensidad.
      Recordad que normalmente las conductas de los animales, las tachamos como buenas o malas en virtud del lugar y la situación que concurran con esta, por eso en Dejando Huella siempre hablamos de Conductuas Circunstancialmente Incorrectas, ya que si el perro ladra y lo hace porque entra un ladrón en casa pues está bien que ladre, ahora si ladra a la tres de la mañana mientras todos dormimos y no hay ladrón, pues entonces no lo vemos tan bien, o no?, ja ja ja.
      Bueno esto es otro tema y seguro que Raúl y Sandra pueden hablarnos mucho y bien sobre el particular.
      En relación a Lunita muchísimas gracias, por acordaros de ella, la pobre está un poco “apática” y ha perdido masa muscular en estos días, ya que continúa sin apoyar la pata y parece que tiene dolor, sea como fuere no pierdo la esperanza y ojalá esta semana comience a puntear y todo vaya a mejor.
      Oye… una cosa y si os mandamos un audio con algún villancico, ja jaja, y felicitación navideña, …. que sí Salvi, menor a dos minutos de grabación, ja ja ja.
      Ahora depués de todo lo anterior deciros que me habéis hecho un poco más llevadera esta fatídica tarde, en la que el patriarca de mi familia Rioja, podría decir que mi padre riojano, se ha ido para siempre, aunque puedo decir que ha sido un placer haberle conocido y haber disfrutados tantos momentos con él.
      Como alguna vez ya he dicho que no creo ni en cielo ni en infierno, pero que estoy seguro que si de exitir algo similar al paraiso, este debería sera un lugar donde estuviese rodeado de perros y por que no, de gatos, así que MANUEL estés donde estés sólo decirte que te queremos mucho y tu familia humana y canina no te olvida ni te olvidará.

      Lo dicho un beso muy grande SOBREPERRER@ Y PODESCUCHAS, hasta la semana que viene.
      MUAKS.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *